*Concurso: Cuarta Dimensión*

¡Ya tenemos ganadores de nuestro concurso! de las 5 maravillosas serigrafías, en edición limitada, obra de Mario Riviere y realizadas por *El Ojo Estudio*.

Lunes 21 de abril de 2014, por la felguera

Alan Moore & la Cuarta Dimensión | ¡Ya tenemos ganadores de nuestro concurso! de las 5 maravillosas serigrafías, en edición limitada, obra de Mario Riviere y realizadas por *El Ojo Estudio*. La verdad es que hemos recibido estupendas respuestas sobre la cuestión que planteábamos (¿Qué es para ti la Cuarta Dimensión?). Os dejamos con varios fragmentos de las respuestas ganadoras, que nos reafirman en lo que ya sabíamos: tenemos el mejor público del mundo. Los ganadores son Juan Vilela, Alba García Torres, Javier IA, Javier Peteiro y Daniel Pérez Navarro. Nos costó elegirlos y, desde aquí, queremos dar las gracias a todos los que participasteis. Felicidades. Gracias también a todos los que estáis ya disfrutando con nuestro *Ángeles Fósiles* de Alan Moore. Este brindis va por vosotros. En la imagen, la insólita fotografía que nos envió Juan Vilela, uno de los ganadores. Está fechada en 1951 en Las Ramblas de Barcelona.

***

La Cuarta Dimensión y el mundo que conoces son la misma cosa. El ruido enfrentado a la música inaudible. Está más allá de la apariencia muerta de las paredes. Son túneles por los que navegar, cavidades nómadas de esta realidad en la que nada perdura. La encuentras en la tenebrosa introducción en do menor del Cuarteto de las Disonancias de Mozart. También en los ásperos estertores de un niño que se muere, como anuncio de desastre infinito. Es el todo antes de alcanzar la armonía de la unidad, la fugaz coincidencia de espacio y tiempo antes de destruirse.

***

Contemplamos ciegos la luz, nos escurrimos por el ojo de la cerradura y trascendemos hasta la Cuarta Dimensión con aquello que otros llamaban imaginación. Aquí, el tiempo dejó de existir, pasado, presente y futuro se confunden. Aquí, la historia fue olvidada, porque el fin es el principio. No hay lugar, porque en realidad no existimos. Dejamos atrás el otro mundo, esa fuga psicogénica de planta laberíntica que otros llamaban realidad. Allá donde éramos sombra, donde solo éramos un recuerdo de lo real, meras estrellas fugaces.

***

¿Qué es la Cuarta Dimensión? Si seguimos al Destripador en su deambular observamos el eco permanente de algunos hechos, puesto que el tiempo, tal y como lo concebimos, no existe. Un asesinato resuena veinte, cincuenta, cien años más tarde. El tiempo se rasga como la piel y Gull recibe su relevación cada vez que marca la Historia a cuchilladas. Nosotros, como enanos subidos a los hombros de gigantes, echamos un vistazo a su terrible pedagogía y lo vemos en el siglo XIX y en el XX, lo vemos ser joven y anciano a un tiempo, brotar ante los ojos del mismísimo Blake y ocultarse en las sombras de los callejones.

La Cuarta Dimensión se nos presenta así como el dios Yog-Sothot: es el umbral y la llave; la jaula que nos contiene y aquello que nos permite ser libres. La jaula, como el Londres de Norton, como nuestra percepción del tiempo, hunde sus garras en la misma existencia. La libertad, que ha de llegar irremisiblemente con el paso del tiempo puede ser obtenida, robada como el fuego de los dioses, a través de lo extraordinario. ¿Y qué es lo extraordinario, si no la magia? La Cuarta Dimensión es por tanto también el Arte, un Arte que puede resultar benévolo, como el de Promethea, o sublime, como el de William Whitney Gull.

***

Año 1923, en la misma mesa de una taberna de París: George Antheil, Man Ray, Erik Satie, Pablo Picasso y Ezra Pound. George Antheil: ¿Por cuántos puntos está limitado un segmento? Man Ray: por dos. George Antheil: Correcto, por dos. Ezra Pound: APUREN POR FAVOR ES HORA DE CERRAR George Antheil: ¿Por cuántas segmentos está limitado un cuadrado? Erik Satie: por cuatro. George Antheil: Correcto, por cuatro. Ezra Pound: APUREN POR FAVOR ES HORA DE CERRAR George Antheil: ¿Por cuántas cuadrados está limitado un cubo? Pablo Picasso: por seis. George Antheil: Correcto otra vez, por seis. Ezra Pound: APUREN POR FAVOR ES HORA DE CERRAR George Antheil: ¿Por cuántas cubos está limitado un hipercubo? Salvador Dalí: por ocho. Ezra Pound: ¿Y tú que coño pintas aquí? ¡¡Este no es el sitio ni el año correcto!! Alan Moore: ¡FUERA TODO EL MUNDO QUE ES HORA DE CERRAR!

SPIP | Aviso Legal | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0